Sacerdote renuncia al Vaticano para casarse con un hombre

0
103

Un sacerdote decidió renunciar al Vaticano para casarse con su pareja del mismo sexo; el padre argentino reveló que su primer contacto homosexual fue cuando estudiaba para ser eclesiástico.

Pablo de 40 años, decidió colgar la sotana para casarse con su pareja de nombre Oscar, un organizador de eventos de su tierra natal, Buenos Aires, Argentina.

En el relato concedido al medio Vice; el sacerdote reveló que el primer contacto sexual con un hombre, fue cuando tenía 21 años y estudiaba de intercambio en el seminario para ser sacerdote.

“El colombiano” como Pablo le dice, fue quién encendió esa “cosquilla” por otros hombres; tras su llegada al seminario este hombre caribeño, le mostró como tocar a otro hombre con juegos “suaves”.

Tras terminar su preparación ambos, partieron a distintas sedes del Vaticano en el mundo; por lo que su relación estuvo “suspendida” por razones de “gracia divina”; pero un día en la Santa Sede, Pablo y “El colombiano” se rencontraron y recordaron aquellos juegos.

Por lo que ambos padres de la iglesia católica, se encerraron en una habitación del Vaticano para tener sexo.

Después de ese encuentro dentro del Vaticano; Pablo siguió con su vida sacerdotal, pero ahora con encuentros casuales con hombres gays que encontraba en Internet.

“Un día entré a Google y puse ‘sala de chat gay’; había miles. Ahí hablaba con tipos y si había onda nos encontrábamos, cogíamos y ya está. En esos sitios conseguía más “adeptos” cuando decía que era cura. “¿Quién quiere coger con un sacerdote?”, escribía, y me llovían las propuestas. Hay mucho morbo con eso. Algunos me pedían que me ponga la sotana. Una vez también apareció otro cura. Hubo algo pero terminamos siendo grandes amigos. Nos confesábamos el uno con el otro. De los curas con los que estuve, con algunos compartía esa presión de estar viviendo dos vidas, pero para otros era algo totalmente normal” detalló Pablo.

¿Cómo decidió dejar del sacerdocio?

Un día tras pelearse con “El colombiano” dentro del Vaticano; Pablo decidió pensar sobre su doble vida y decidir si seguía con el sacerdocio “como Dios manda” o su vida homosexual.

Detalla que tras preferir por el sacerdocio, fue enviado a una comunidad de Argentina, donde había menos responsabilidades como sacerdote, pero más encuentros homosexuales; por lo que decidió que la mejor manera de clarificar su mente era solicitar “un año sabático” al Vaticano.

Por lo que se trasladó a Villa Mercedes, Argentina donde conoció a su actual pareja, Oscar; su relación inició con encuentros casuales, sin embargo; en poco tiempo ambos se hicieron inseparables; además de que Pablo, trabajaba en el local de su ahora esposo, para sobrevivir.

Detalló que un día sin avisar, el Vaticano le cortó la ayuda que le daba, la línea del teléfono y la obra social; hecho que lo enojo tanto; que lo orilló a publicar en Facebook, una foto de él con Óscar en la cama.

Ese acto de enojo después lo hizo sentir aliviado; por lo que decidió colgar la sotana para vivir una vida propia como homosexual.

Afirmó que salir del sacerdocio es difícil, por lo que la forma más fácil de hacerlo era casándose con su pareja; por lo que tiempo el padre argentino se casó con el hombre organizador de eventos sociales.

Sigo creyendo en la Iglesia.

Pese a tener una vida homosexual, la cual no está permitida por la Iglesia; Pablo afirma seguir creyendo en Dios y en sus mandatos.

Por ello, Pablo y Oscar siguen llevando una vida religiosa los más apegada posible a los mandatos eclesiásticos.

Afirman que en su hogar no faltan imágenes religiosas, incluso tienen amistad con sacerdotes de su comunidad.

“Yo realmente creo que Jesús no me condenaría por amar a otro hombre. Dicen que si en el último día de tu vida te arrepentís de tus pecados, Dios te perdona. Pero yo nunca me arrepentiría de esto” dijo Pablo, exsacerdote.

Vía Yucatán al Momento

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here